Sin categoría

Un video juego creado por los padres de un niño para hacerle frente a su cáncer terminal

Hacerle frente a una enfermedad tan agresiva como el cáncer, es un poco compleja, pero siempre es posible conseguir que la persona al menos consiga paz en los últimos días de su vida teniendo los cuidados paliativos necesarios, de eso se trata esta conmovedora historia.

Como un juego “profundo y desgarrador” ha sido denominado el intento de una pareja para lidiar con el cáncer terminal de su hijo. Días antes de ser lanzado, había sido un proyecto en el que se tardaron tres años en completar, pues Amy y Ryan Green no estaban de lo mejor. «Es un poco surrealista», señaló desde su casa en Loveland, Colorado, Estados Unidos, Amy.

El juego fue llamado «That dragon, Cancer» («Ese dragón, Cáncer»), y no tiene relación con cualquier otro juego que hasta ahora se conozca. Se trata de un viaje digital que transita por el diagnóstico, tratamiento y, finalmente, el fallecimiento de su hijo Joel a la temprana edad de cinco años, de una manera agresiva y rara de tumor cerebral. Su fecha de lanzamiento coincidió con el que habría sido el séptimo cumpleaños de Joel.

Esta es posiblemente una manera de honrar su memoria, pero además, marca la culminación de un proyecto que se convirtió en una forma de canalizar el dolor de esta pareja. «Tras la muerte de Joel, seguimos haciendo lo que estábamos haciendo antes de su muerte», señala Amy.

«Ahora, de cara a los próximos días, nos preguntamos cómo va a ser la vida sin este proyecto apasionado en el que hemos trabajando tan duramente». En el momento en que los Greens iniciaron el proyecto para el año 2012, no tenía idea de que Joel se iba a morir, por lo que el juego pudo haber contado la historia de un «milagro» médico.

Al momento en el que Ryan dio inicio al trabajo con el juego, Joel había sobrevivido más años de lo que sus médicos en un inicio le pronosticaron. Esta idea surgió luego de una noche que fue en especial traumática en el hospital. Joel se encontraba sumamente deshidratado y enfermo por la quimioterapia que no era capaz de retener los líquidos.

Ryan comenta que hizo todo lo que estaba a su alcance con la idea de aliviar a Joel, pero nada le funcionaba. A medida que sus gritos se hacían más fuertes, Ryan se dejó caer sobre una silla y empezó a rezar. Súbitamente, todos esos llantos cesaron. «Quería compartir ese momento en el que a veces nos sentimos desesperanzados, pero se produce una bendición», acota Ryan.

Siempre debe considerarse mantener una esperanza

Ryan, es un programador de computadoras con mucha experiencia, por lo que se volcó en ese medio que mejor conoce: los videojuegos. Fue así como comenzó a conceptualizar un juego en donde documentaría la lucha de su familia. Para ello dibujó una versión abstracta de sí mismo en una oscura unidad de cuidados intensivos.

En el caso de Joel, se trata de un llanto incorpóreo -los Greens no querían mostrarlo sufriendo- no obstante, el jugador puede entender mediante la narración que Ryan se encuentra intentando calmar a Joel, brindándole jugo de manzana, o meciéndolo. Finalmente, el jugador no puede realizar alguna acción con la que pueda calmar a Joel, hasta que Ryan comienza a rezar.