Sin categoría

Se crea la primera app anti bullying para niños

Se trata de una app llamada “Botón del Fuerte”, la cual permite activar la geolocalización, grabación de imagen y sonido con solo agitar el teléfono, todo para registrar el preciso momento en que se vive el bullying. Lo curioso de esta app es que su prototipo fue creado en un campamentos de verano tecnológico llevado a cabo en las casas coloniales El Collell, centrado en la programación de videojuegos, páginas webs y apps para celulares.

En la sociedad del ahora todos los padres se encuentran conscientes de que una vez que su hijo les pide un móvil, es una batalla perdida pues terminan ganando los pequeños de la casa, todos los datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan que actualmente al menos el 70% de los niños de 12 años poseen un smartphone, por lo tanto la preocupación por los riesgos que supone el libre acceso de la Red de un menor de edad choca con la realidad de no poder aislarlo de las nuevas tecnologías sin que esto figure como una desventaja en el aprendizaje.

Frente a esta situación y por medio del objetivo de prevenir o evitar todos los casos de acoso sexual y bullying a través de Internet, se decidió perfeccionar una app que ha sido pensada por algunos niños genios para eliminar de una vez esta horrible situación perturbadora,  así pues Parental Click es una app que ha sido basada en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, con esta herramienta los padres tienen la oportunidad de llevar a cabo un control de sus hijos, todo para que pueda ser documentado por completo el momento en que se viva un hecho denunciable, esta aplicación va a permitir presentar numerosas pruebas legales para un proceso judicial que no vulneren todos los derechos del implicado.  

Esta app fue perfeccionada por el abogado Pedro Valle, por medio del asesoramiento de los expertos en psicología infantil, familiar y adolescente, llamada “Psiconueve” con ayuda de la consultoría tecnológica Grupo Hasten, tiene como principal finalidad permitir a los progenitores anticiparse y prevenir cualquier problema que presente el menor con sus compañeros de clase u otras personas que lo agredan. Por ejemplo si el niño se va de campamento, sus padres tienen la oportunidad de ampliar sus opciones de control de la aplicación, mientras que si observan alguna situación inusual  pueden aumentar sus posibilidades de control sin que el menor lo note.  

Hasta los momentos los padres sólo tenían aplicaciones espías para vigilar los movimientos de sus hijos a través del teléfono, dichas apps ofrecen un sistema de filtrado de contenido y pueden utilizarse sin la autorización del dueño del dispositivo, sin embargo, permiten a detectar el problema más no resolverlo, pues los padres deben justificar su actuación y mostrar la manera en que se ha obtenido la información, por lo tanto en muchos casos las pruebas que obtienen se desestiman dentro del plano legal, pero con esta nueva app las cosas son diferentes pues poseen todas las condiciones necesarias para ser consideradas evidencias fidedignas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *