Sin categoría

¿Es realmente bueno Final Fantasy?

Bueno, de seguro vas a necesitar una silla gamer, después de que leas lo genial que resulta fanal Fantasy y tu no lo sabías. Posiblemente algunas personas no consideren que esta saga sea tan buena, pero la idea no es contradecir a nadie. Para quienes se dedican a los juegos y a su conocimiento, saben el por qué final fantasy es tan bueno. 

Pero antes de todo, es recomendable que indagues la historia de Squaresoft, que en la a ruralidad ha osado a llamarse Square Enix, ya que desde allí conocerán de primera mano los orígenes de la empresa que lo desarrolló y que además estuvo a nada de concluir sus funciones por bajas en su presupuesto. 

Ahora bien, se conoce que hace quince años inició todo en Japón, país donde Squaresoft comenzó sus funciones siendo solo una compañía desarrolladora de videojuegos, pero bastante minoritaria. Para entonces sus juegos más relevantes eran Rad Racer y King’s Knight que salieron para 1987 y 1989 respectivamente para NES, pero con ellos no se vieron tantas expectativas pues su éxito no fue resaltante. 

Distinto a lo que se piensa, dichos juegos no eran ni mucho menos RPGs, en cuanto al primero y como lo indica su nombre se trataba de un master juego de carreras, mientras que el segundo consistía en una aventura lo bastante mediocre como para no volver a jugarlo. En medio de todo, la situación económica que se encontraba viviendo la empresa era sumamente precaria con lo cual estaba a punto de cerrarse debido a que ya se había declarado en bancarrota. 

Pero en medio de todo, hizo su entrada una mente maestra con una idea brillante aunque simple, es decir, la fantasía final de unos programadores que contaban con un sueño que se estaba convirtiendo en pesadilla. Resulta curioso cómo un juego que fue programado de manera inesperada y desesperada haya pasado a ser con el paso del tiempo, una de las sagas más relevantes en el mundo de los videojuegos, y más aún, en unos best-sellers mundiales.

Y si, nos referimos a Final Fantasy y ese desarrollador desesperado no era otro que Hironobu Sakaguchi quién avizoro en el RPG un género de futuro por el enorme éxito de los Dragon Quest de Enix. Para el momento se trataba de una idea bastante descabellada, ya que pretendía hacer frente a una de las compañías más importantes del momento, pero era de esperarse que Sakaguchi, la sacó adelante. En los años 90, el juego alcanzó un éxito brutal con el cual logró llegar a Estados Unidos donde continuó vendiéndose sorprendente ente. Debido a este golpe maestro la compañía logró salir a flote para continuar ofreciendo a los jugadores sus títulos de categoría.

Para quien nunca los ha jugado, posiblemente resulte bastante confuso, y más si se encuentra en su idioma nativo, pero ello no le quitará relevancia ya que el auge que alcanzó la industria de Final Fantasy no tiene comparación. Solo basta con buscar los detalles que los desarrolladores crean con el fin de hacer que sus  juegos sean excepcionalmente bellos y atrapantes.